Buscar
  • Nassim José Alemany

Los incentivos funcionan




Pocos países del mundo alcanzaron un ritmo de vacunación diario per cápita tan alto como el que logró la República Dominicana en el mes de junio. El acceso y la disponibilidad a las diferentes vacunas que ha tenido la población dominicana ha sido envidia de muchos países que todavía hoy no cuentan con la oferta y logística necesaria para llegarle a todas las personas dispuestas a inocularse.


Al país le tomó 69 días para llegar al primer millón de personas vacunadas con dos dosis, por todas las limitaciones de acceso y el poco volumen de vacunas que teníamos desde principios de este año. En la medida en que fueron llegando las vacunas y se superaron los temas logísticos, se pudo vacunar el segundo y tercer millón de personas en un periodo de solo 18 días cada uno. Llegar al cuarto millón de personas tomó 24 días.


Pasar de 4 a 5 millones de personas vacunadas ha sido el mayor reto que ha tenido el país hasta ahora, no por la falta de acceso a vacunas, porque tenemos suficientes, sino por la falta de voluntad o interés de personas por vacunarse. Para llegar a los 5 millones de vacunados, que se logró hace apenas dos semanas, transcurrieron casi 80 días.


¿Y cómo se logró? Con incentivos. Luego de la resolución No. 000048 del Ministerio de Salud Pública, donde se disponen medidas de restricciones importantes para las personas no vacunadas, el ritmo diario de vacunación se quintuplicó.


Como se puede observar en el gráfico, el promedio diario de vacunación para la primera dosis pasó de unas 8 mil personas al día a más de 45 mil personas. Dejando a un lado la discusión sobre libertades individuales y derechos constitucionales, no hay duda de que, en este caso, los incentivos están funcionando.


Nassim José Alemany

Managing Partner

nalemany@xolver.com